¿Cómo empezar en bolsa desde cero siendo principiante?

Para empezar en bolsa desde cero y sin experiencia, es necesario conocer más el mundo financiero. La mayoría de las personas que han logrado hacer buenas inversiones antes tenían excelentes estrategias de ahorro a largo plazo.

Lo cierto es que invertir en la bolsa da más rentabilidad, liquidez, seguridad y flexibilidad que otras inversiones conocidas. Además, ayuda a proteger los ahorros de la inflación con la creación de un patrimonio para la jubilación o herederos.

Para poder tener una verdadera ganancia, es importante tomar en cuenta algunos consejos necesarios para el aprendizaje financiero.

 

¿Qué saber antes de empezar en bolsa desde cero?

Para tener un buen comienzo, es necesario que se vea a la bolsa como un supermercado. En él las empresas son los productos y ponen una parte de la propiedad a disposición de los compradores, conocidos como accionistas.

Todo esto es con el fin de captar dinero que le permita su crecimiento. En todo este proceso la bolsa se encarga de que la compra y venta de acciones sea segura.

 

Además, busca captar a más empresas que quieran compartir su propiedad con los ahorradores que buscan invertir su dinero. También se destaca que no sólo existe una bolsa, hay más de 70 que se distribuyen en todo el mundo.

En casi todas las economías desarrolladas hay una bolsa de inversión empresarial, algunas tienen más de una. En ellas se cotizan mayormente empresas nacionales o que tengan intereses en ese mercado.

 

Consejos primordiales para empezar en bolsa desde cero

1.    Invertir en las mejores acciones

Hay mucha información falsa en Internet sobre cuáles son las mejores inversiones que se pueden encontrar en el mercado. Por ello, lo mejor es consultar la rentabilidad histórica de sus inversores.

Algunos de los más reconocidos son Warren Buffett, David Einhorn y los gestores de Bestinver. Todos han obtenido excelente rentabilidad al invertir en la bolsa, haciendo a muchos accionistas ricos y partícipes de sus avances beneficiosos.

 

Aunque se puede ganar mucho en un año, lo que verdaderamente lo hace posible es tener un conocimiento de buenas inversiones. Lo que tiene la mayoría de los inversores en común es que buscan invertir para tener beneficios a largo plazo.

No analizan gráficos ni hacen trading intradia, tampoco hacen inversiones en derivados con gran aplazamiento. La idea es que no se invierta en promesas y se tenga una estrategia centrada en la investigación evaluativa de oportunidades.

 

2.    Consultar información de calidad

Al saber que se tiene que aprender de los mejores, se debe comenzar a leer mucho. Sin embargo esto no es suficiente porque se tienen que buscar contenidos de calidad.

Gracias a la tecnología, ahora es más sencillo tener acceso a estas fuentes de contenidos. Entre ellas se destacan los libros, los blogs y las redes sociales para inversores.

 

Usando los tres recursos es posible tener información certera y compararla con las experiencias de otros accionistas. Cada empresa brinda una experiencia distinta y es por ello que se deben conocer cada una de ellas.

Así, se vuelve más simple tomar las decisiones correctas antes de invertir cualquier capital. Se deben mantener beneficios a mediano y largo plazo para que sean acciones rentables.

 

3.    Ser paciente

Invertir en cualquier mercado lleva tiempo porque la inversión es un proceso delicado del que se tiene que aprender. Hay quienes aprenden en poco tiempo, otros necesitan hacerlo durante toda la vida.

En poco tiempo se pueden conocer todos los fundamentos básicos, pero se necesita toda la vida para ser un verdadero maestro. Incluso siendo un profesional experto en el mercado, se pueden aprender muchos detalles simples, pero significativos.

Por eso, es necesario tener la mente abierta, con la suficiente paciencia para tener mejores objetivos.

 

4.    Dar aplicación de la rutina

Aunque es esencial aprender de todo para entender el mercado, no se puede dejar la práctica de lado. Se puede comenzar por revisiones de presentaciones de resultados y cuentas anuales de distintas compañías.

Con el tiempo adecuado, se podrá tener la costumbre a esto y se volverá algo simple para los intereses como inversionista.

 

5.    Mantener la constancia

Aprendiendo sobre empezar en bolsa desde cero es necesario ser muy constante para que sea más sencillo ingresar en ella. Lo ideal es que se cree una hoja de ruta con objetivos claros y alcanzables.

Una forma de lograrlo es analizar una empresa cada mes o analizar su libro cada 2 meses. Así, se podrá reconocer cuáles han sido sus distintos cambios en comparación a los datos anteriores.

Te puede interesar:

Cómo invertir en bolsa siendo un principiante

Los Mejores Cursos de Inversion Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir